·†·Ŋσмĭηع·Ŋ·†·Įŋợ¢ţϊš·†·
¡ BIOGRAFÍAS DE PERSONAS QUE EN SU MUERTE NO ESCUCHARON LA MARCHA FÚNEBRE !

JIM MORRISON / AN AMERICAN POET

A veces quisiera cerrar los ojos
y regresar a paisajes que no conozco,
regresar a la cueva.
¿De que sirve soñar?
Sueña conmigo.
¿Eres feliz pensando que nada de lo que te rodea es real,
solo tus sueños?
No oirás lo que esperas oír,
no veras lo que quieres ver,
no abrazarás a quien amas más que en tú solitario sueño.
Ven, baja, hundete
en mi pesadilla.

(By Jim Morrison)
Este poéma suyo es mi favorito me acompaña donde quiera que vaya


BIOGRAFIA

James Douglas Morrison Clarke nació en Melbourne (Florida) el 8 de diciembre de 1943. Sus padres eran Clara Clarke y George Stephen Morrison. Tuvo 2 hermanos: Anne y Andy Morrison. Su padre era un militar estadounidense (almirante del primer navío nuclear). Desde niño, su familia debió trasladarse por varias ciudades de Estados Unidos debido a la carrera militar de su padre y vivir en diversas bases militares (a los 14 años de edad ya había tenido 7 hogares). Según se cree, este tipo de vida sin apego a lugares o personas, caló profundamente en la forma de ser de Jim, tenía un negro sentido del humor, escribía poesía, pintaba un poco y leía vorazmente. Desde muy joven estuvo fascinado por la literatura y la poesía.
La relación que llevó con su padres (en especial con su madre) y hermanos siempre fue la de quien no quiere ser parte ni comprometerse. A Jim lo confundía enormemente la autoridad que sobre él se ejercía ya que, en las largas ausencias de su padre era su madre quien llevaba la batuta, pero al volver Steve era entonces él quien mandaba a todos, excepto a Clara, la cual solía humillarlo delante de sus hijos ordenándole sacar la basura o lavar el refrigerador. Así lo recordaba Jim amargamente: "Le ordenaba sacar la basura y él sin chistar lo hacía". Esta actitud forjó en Jim un pésimo concepto hacía la autoridad y hacia quien la ejercía, concepto que habría de cargar consigo el resto de su vida (sus arrestos y encuentros con la policía habrían de confirmarlo).


El joven James se marchó de su hogar a los 19 años. Era un muchacho alto y fornido, siempre desarrapado que podía utilizar la misma camisa día tras día hasta que se le caía a jirones, porque prefería comprarse libros a comprar ropa. Estudiaba en la Universidad Estatal de Florida y después cine en la UCLA, en Los Ángeles, estudiando en la misma generación que el famoso cineasta Francis Ford Coppola quien, años después, utilizaría el tema The End, como soundtrack de introducción para su película ambientada en la guerra de Vietnam, titulada: "Apocalypse Now". Jim logró graduarse pero nunca fue a recoger sus papeles, pues estaba desilusionado de la carrera y de la comercialización en la industria cinematográfica.
Decidió enfocarse de lleno a lo que él considero siempre su verdadera vocación: la poesía. Para tal efecto se trasladó a Venice Beach en Los Ángeles, California, viviendo en la azotea de un edificio o en las casas de las chicas que conseguía conquistar con su estrafalario aspecto y recitándoles largos y complejos sonetos del siglo XVIII. Esta fue una época de descubrimiento para Jim, por un lado el acercamiento a las drogas psicodélicas que tanto le fascinaban, cortesía de autores como Baudelaire y Aldous Huxley, y por otro lado el nacimiento de la cultura hippie que florecía por doquier, cosa que rodeaba a Jim pero que jamás adoptaría e incluso desdeñaría debido a su habitual nihilismo y conocimiento avanzado. Por ejemplo, Jim no podía conciliar en su mente temas hippies fundamentales, como el acercamiento al espíritu a través de la meditación, el vegetarianismo o la astrología.
Se dice que Jim Morrison tenía un alto coeficiente intelectual:149. Aunque este no está comprobado en las pruebas de IQ de aquellos días es cierto que Jim leía textos complejos para la mayoría, que tocaban las obras de autores como Friedrich Nietzsche, Aldous Huxley, Jack Kerouac, Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, el conde de Lautréamont, Emanuel Swedenborg, Gérard de Nerval y William Blake, entre muchos otros. Un profesor de Jim incluso relató después a sus biógrafos que iba a la bliblioteca del congreso para ver si existían algunos de los libros que Jim decía leer. Los profesores de la universidad charlaban tendidamente con Jim sobre libros de este tipo, y algunos, también en declaraciones a los autores de la biografía de Jim, definieron esas charlas así: "Parecía como si él mismo hubiera escrito esos libros; la mayoría de los otros alumnos no llegaban a comprenderlos como él".

Jim Morrison / Lizard King / Mr Mojo Risin'


Jim Morrison formó a The Doors en 1966 junto a Ray Manzarek (tecladista), John Densmore (baterista) y Robbie Krieger (guitarrista), en el condado de Venice Beach, California. Con un rock ácido, oscuro y espeso, con bases de jazz y blues, y textos que exponían el lado oscuro del alma humana, el grupo pronto se hizo de popularidad en la escena rockera de la costa oeste estadounidense (Los Ángeles y San Francisco), en donde contrastaba con el colorido y la ideología hippie de paz y amor que entonces pregonaban bandas como The Jefferson Airplane, The Greateful Dead y Love, entre otras. Además de su potente y singular propuesta musical.

The Doors se catapultó de inmediato gracias a la extrovertida personalidad de Morrison y a su imponente presencia, que igual era idolatrada por hombres -por su aspecto y actitud rebelde, revolucionaria e ilimitada en cualquier sentido- como por mujeres -por su físico atractivo, que lo convertía en un símbolo sexual que no existía desde Elvis Presley. La imagen de Morrison siempre estuvo relacionada de alguna manera con lo sexual, ya fuera por su figura, por su actitud o por sus letras. Aficionado al cine (arte que estudió en la Universidad de California en Los Ángeles), a la filosofía (Friedrich Nietzche, William Blake) y a la poesía (Arthur Rimbaud, Charles Baudelaire), Morrison conjuntó estos gustos con la música para proyectarlos en sus canciones y sobre el escenario, creando una personalidad única que sería prototipo para muchos cantantes y rock stars en el futuro (Bono –U2-, Michael Hutchence -INXS-, Ian Astbury -The Cult-, Eddie Vedder –Pearl Jam, Scott Weiland -Stone Temple Pilots- Scott Stapp –Creed- Bunbury -Héroes del Silencio). Su voz, aunque no muy privilegiada, contaba con ese timbre grave que igual le permitía sonar introspectivo, provocador o seductor; igualmente, sus gemidos entre canciones o al final de estas son otro de sus sellos distintivos. The Doors fue el escaparate de Morrison para convertirse en rock star y, tras su muerte, en leyenda. Con el grupo grabó los discos The Doors, Strange Days, Waiting for The Sun, The Soft Parade, Morrison Hotel, Absoletly Live y L.A. Woman. De entre sus canciones más destacadas se encuentran “Break on Through (To the Other Side)”, “The Crystal Ship”, “The End”, “Strange Days”, Moonlight Drive”, “When The Music is Over”, “The Unknown Soldier”, “Wild Child”, “Rodhouse Blues”, “Riders on The Storm” y “L.A. Woman”. Curiosamente, los temas de The Doors que alcanzaron los primeros lugares de las listas de popularidad no fueron escritos por Morrison sino por Robbie Krieger, como lo fueron “Light my Fire”, “Hello, I Love You” y “Touch Me”.

Regido por la frase de William Blake de “el camino de los excesos conduce al palacio de la sabiduría”, Morrison vivó siempre entre la delgada línea que divide la vida y la muerte. Su afición por las drogas, el sexo y el alcohol lo condujeron a ser una persona de difícil trato en muchas ocasiones, lo cual provocaba, entre los que lo rodeaban, algún tipo de resentimiento (como el caso del baterista John Densmore), pero a la vez resultaba un atractivo más de su personalidad, para aquellos que veían en él únicamente al rock star y no al ser humano. Quizá por estas características, al momento de su muerte, cuando avisaron al que fuera al manager del grupo como a sus compañeros, éstos pensaron que se trataba de una broma, pues conociendo la extremosa vida de Morrison no era extraño que en numerables ocasiones le inventaran muertes, ya fuera por sobredosis o por accidentes automovilísticos. De entre sus “travesuras” más célebres, se cuenta con aquel concierto en el bar angelino Whiskey A Go-Go, en los inicios del grupo, cuando en plena interpretación de la canción “The End” se le ocurrió agregar al texto la edípica frase de “father, I want to kill you; mother, I want to fuck you” (padre, te quiero matar; madre, quiero fornicarte). Tal ocurrencia les valió ser despedidos del entonces prestigiado foro, pero a la vez fue motivo de que siguieran llamando la atención de cada vez más público. En otra ocasión, cuando se presentaron por primera vez en el Ed Sullivan Show, el programa de más rating en la televisión estadounidense de los años 60, Sullivan mandó pedir al grupo que durante su actuación cambiaran una parte a la letra de la canción “Light My Fire”, pues consideraban que la frase “girl we couldn’t get much higher” (“nena, no podemos elevarnos más”, en donde la palabra “elevarnos” es utilizada haciendo referencia al uso de drogas) era muy “fuerte” para transmitirse en cadena nacional. A pesar de las advertencias, durante su presentación Morrison no sólo dijo la frase original, sino que la acentuó más al momento cantar. Sin embargo, la mayor “travesura” de Morrison, cuyas consecuencias, sin embargo, sí afectaron al grupo de forma definitiva, fue el 1 de marzo de 1969, durante un concierto en el Dinner Key Auditorium de Miami. En un estado de total ebriedad, en algún momento del concierto Morrison, aparentemente, expuso públicamente sus genitales e incitó a la audiencia a que alguien subiera al escenario a “amarlo”, y a que los restantes tuvieran sexo ahí mismo. A pesar de que nunca se pudo comprobar si realmente el “rey lagarto” expuso sus genitales, eso le costó un arresto con cargos de “comportamiento indecente y lascivo, exposición indecente, profanidad abierta y estado de ebriedad”. Tras eso, los conciertos de The Doors fueron prohibidos en muchas ciudades y su popularidad disminuyó en gran parte.

Como ocurre con toda personalidad célebre y controvertida, la historia de Jim Morrison no podía dejar de tener su capítulo que da nacimiento al mito, que en el caso del líder de The Doors surge al momento de su muerte. La historia oficial señala que James Douglas Morrison falleció el 3 de julio de 1971 a causa de un "fallo cardíaco" mientras se encontraba en la bañera de su departamento en París. Sin embargo, los sucesos previos y posteriores a su muerte nunca han sido completamente aclarados, por lo que, a 30 años de su deceso, siguen siendo motivo de suposiciones de todo tipo. El mayor mito alrededor de la muerte de Morrison es que éste nunca falleció, sino que fingió su muerte para deshacerse por completo de su figura de rock star y personalidad pública para dedicarse por completo a la poesía desde el anonimato, y que actualmente estaría radicando en África o en Las Bahamas. Esta creencia se basa en varios factores, como el hecho de que si bien Morrison murió el 3 de julio, su muerte fue dada a conocer de manera oficial cuatro días después de que ésta ocurriera. Más aún, la única persona que vio vivo por última vez a Morrison fue su novia Pamela Courson, quien lo descubrió muerto en la bañera, y ni siquiera Bill Siddons, manager del grupo, pudo ver el cadáver de Morrison cuando arribó a Francia, luego de que Pamela le telefoneara anunciando la trágica noticia. También, al funeral del líder de The Doors en Père Lachaise, acudieron únicamente cinco personas, Courson, Siddons y tres amistades que Morrison había hecho en París, reduciendo con esto el número de testigos que pudieran aportar más datos sobre su muerte. Sin embargo, el autor Alex Constantine, en su libro The Covert War Against Rock (La Guerra Cubierta contra el Rock), sostiene una teoría diferente a la anterior. Para Constantine, la pregunta no es "¿sigue vivo Jim Morrison?", sino "¿quién mató a Jim Morrison?". Al igual que la muerte de Morrison, Constantine relaciona el deceso de otros rockeros contemporáneos del “rey lagarto”, como Brian Jones y Jimi Hendrix, como parte de una conspiración del FBI y/o la CIA en contra de éstos, por considerarlos entonces como individuos peligrosos para el sistema, por su poder de convocatoria e influencia en la juventud. En el caso de Morrison, el autor considera la posibilidad de que éste pudo haber sido asesinado por fuerzas de inteligencia francesas en conjunción con la CIA, inclusive con la complicidad de su novia Pamela, quien, curiosamente, moriría tres años después (el 24 de abril de 1974) a causa de una sobredosis de heroína. Los motivos de la sospecha de Constantine son varios, como el hecho de que la muerte de Morrison nunca fue bien especificada , pues de acuerdo con el reporte forense se trató de un “fallo cardíaco”, y no de un “ataque” o un “paro”, es decir, en la comucicación oficial el corazón falló, simplemente. También, el Dr. Vasille, encargado de examinar el cadáver, expuso que encontró "un poco de sangre alrededor de las fosas nasales", lo cual indica que hubo una hemorragia, pero a la vez ésto es incongruente si se considera que murió por una fallo cardiaco; por si fuera poco, los paramédicos de la Brigada de Bomberos local, quienes acudieron al llamado de Courson, contaron que Morrison aún sonreía cuando lo encontraron, lo cual tampoco coincide con la causa oficial de muerte. Otras sospechas de Constantine se basan en que antes de partir a París, el médico de cabecera de Morrison declaró a los medios que el cantante se encontraba en perfecto estado de salud; o que en su declaración a la policía parisina, Pamela aseguró que la noche anterior a su muerte, Morrison se encontraba “saludable y muy contento”; también el hecho de que no se le practicara ninguna autopsia... La conclusión que sugiere Constantine es que Morrison fue asesinado, al haber sido dosificado con una dosis mortal de heroína inhalada.
( Jim-Pamela)
Pamela, una de las dos personas que pudieron aportar más datos al respecto (la otra, cita Constantine, es el doctor Vassille, quien, sin embargo, siempre ha declinado hacer comentario alguno respecto a la muerte de Morrison), fue también asesinada con una dosis mortal de heroína inyectada, aunque su muerte fue descrita como accidental por sobredosis. Pero por sobre estos mitos y teorías, la vida y obra de Jim Morrison seguirá siendo recordada y perpetuada como una de las más intensas, prolíficas y atractivas que la historia del rock haya tenido jamás.



AN AMERICAN PRAYER
Do you know the warm progress
under the stars?
Do you know we exist?
Have you forgotten the keys
to the kingdom
Have you been borne yet
& are you alive?
Let's reinvent the gods, all teh myths
of the ages
Celebrate symbols from deep elder forests
[Have you forgotten the lessons
of the ancient war]
We need great golden copulations
The fathers are cackling in trees
of the forest
Our mother is dead in the sea
Do you know we are being led to
slaughters by placid admirals
& that fat slow generals are getting
obscene on young blood
Do you know we are ruled by T.V.
The moon is dry blood beast
Guerrilla bands are rolling numbers
in the next block of green vine
amassing for warfare on innocent
herdsman who are just dying .
O great creator of being
grant us one more hour to
perform our art
and perfect our lives
The moths and atheists are doubly divine
and dying
We live, we die
and death not ends it
Journey we more into the
Nightmare
Cling to life
Our passion'd flower
Cling to cunts and cocks
of despair
We got our final vision
by clap
Columbus' groin got
filled with green death
(I touched her thigh
and death smiled)
We have assembled inside this ancient
and insane theatre
To propogate our lust for life
and flee the swarming wisdom
of the streets
The barns are stormed
The windows kept
And only one of all the rest
To dance and save us
With divine mockery
of words
Music inflames temperament
(When the true King's murderers
are allowed to run free
a thousand Magicians arise
in the land)
Where are the feasts we were promised
Where is the wine
The New Wine
(dying on the vine)





¿Conoces el cálido progreso
bajo las estrellas?
¿Sabes que existimos?
Has olvidado las llaves
del reino.
Acabas de nacer
¿y estás vivo?
Reinventemos los dioses, todos los mitos
de los tiempos.
Celebremos símbolos desde el profundo y antiguo bosque.
(Has olvidado las lecciones
de la antigua guerra)
Necesitamos grandes y doradas cópulas.
Los padres están ocultos en los árboles
del bosque.
Nuestra madre está muerta en el mar.
¿Sabes que estamos siendo conducidos
a matazas por apacibles almirantes?
¿Y que gordos y lentos generales están siendo
obscenos en sangre joven?
¿Sabes que estamos siendo manejados por la televisión?
La luna es una bestia de sangre seca.
Bandas guerilleras hacen rodar números
en el siguiente bloque de verde vid
acumulado para guerras sobre inocentes,
pastores que solo están muriendo.
Oh gran creado del ser
concedenos una hora más para
realizar nuestro arte
y perfeccionar nuestras vidas.
Las polillas y los ateos son doblemente divinos
y morir.
Vivimos, morimos
y la muerte no termina con esto.
Nos hace viajar hacia la
Pesadilla,
aferrarnos a la vida.
Nuestra pasión florecerá.
Aferrarnos a coños y pollas
de desesperación.
Conseguimos nuestra visión final
por aplauso.
La ingle de Colón se
llenó de sangre verde.
(Toqué su muslo
y la muerte sonrió.)
Nos hemos reunido dentro de este antiguo
e insano teatro.
Para propagar nuestra ambición de vida
y escapar de la sabiduría que invade
las calles.
Los graneros son asaltados
Las ventanas se mantienen
Y solo uno de todo el resto
para bailar y salvarnos
con burlas divinas
de palabras.
La música inflama el temparamento
(Cuando los verdaderos asesinos del Rey
son dejados correr libremente
mil Magos surgen
en la Tierra)
Dondé están los banquetes que nos prometieron
Dónde está el vino,
el nuevo vino.
(Muriendo en la vid)


La poesía fue algo en lo que siempre estuvo vinculado Morrison. De hecho, su decisión de dejar a The Doors a principios de 1971 para irse a radicar a París fue en gran parte por el deseo de alejarse de su vida pública y de rock star y dedicarse a la poesía. En su trayectoria con The Doors, gran parte de las canciones de Morrison incluían líneas poéticas, o en específicos casos eran poemas que los Doors restantes musicalizaban, como lo fue el caso de “Horse Latitudes” y “The Celebration of The Lizard”. Pero también, a la par de su actividad con el grupo, Morrison editó dos libros de poesía: The Lords & The New Creatures (1970) y An American Prayer (1970), éste último del que Manzarek, Densmore y Krieger, posterior a la muerte de Morrison, retomaran algunos textos para musicalizarlos y editar un disco del mismo nombre. La poesía de Morrison está llena de metáforas poco convencionales que proyectan vivencias personales o experiencias con alucinógenos, y de pasajes extraños que, al igual que sus canciones, muestran ese lado oscuro del ser humano. La muerte y el sexo son los dos elementos que predominan en su obra. A continuación se reproduce una parte del poema
“An American Prayer”
(Una Oración Americana)
"Sabes cuán pálida y caprichosa llega la muerte en una hora extraña, no anunciada, no planeada como un atemorizante invitado demasiado afectuoso que has llevado a tu cama. La muerte nos hace ángeles a todos y nos da alas donde teníamos hombros tan lisos como garras de cuervos No más dinero, no más atuendos elegantes el otro Reino parece por mucho el mejor hasta que su otra injuria revela el incesto y pierde su obediencia a una ley vegetal que no alcanzaré. Prefiero un festín de amigos que la familia gigante ."




(Cementerio del Père Lachaise-Paris)
Un extraordinario poeta, un mito inmortal.
Un hombre blanco con alma de natívo americano.
Él pidió que el día que muriese pusiese en su tumba.

¡POETA!

Su padre un alto oficial del Ejercito estadounidense no lo permitió.




Descanse en pan el poeta con alma de músico


Descanse en paz El Rey Lagarto
Descanse en paz Mr Mojo Risin'

Cuando cumplí 19 áños de eso hace ya mucho fuí a depositar un poema y una flor para rendir homenaje a el hombre que me enseño amar la poesía, la música, a lo largo de mi vida me he sentido identificada con esa rebeldía ante la autoridad familiar, esa introspección personal, ese zambullirse por la senda equivocada de la vida y por si fuera poco... por mis venas corre sangre nativa americana, así que en muchos puntos me siento muy cerca de él.




Para Jim Morrison
Bajé a la cueva para fundirme con tu alma impreganda de peyote
sucumbi ante tu música siendo adolescente .
Me postro ante ti con una reverencia
Porque siendo el fin mi amigo de la adolescencia.
Me hundo contigo para compartir tu pesadilla
Rindo homenaje a tu corazón de fuego y alma de poeta.

(By Eurice)







Aunque muchas personas han dudado sobre lo anteriormente dicho, pocas veces se puso en tela de juicio esta versión de los hechos, sobre todo porque no había pruebas para refutarla. Pero ahora todo parece haber cambiado, porque apareció un libro llamado “Jim Morrison: el fin” que reconstruye la escena de la muerte y da otros datos.
El autor de esta publicación es Sam Barnett, que en 1971 tenía 20 años de edad, y era el gerente de Rock and Roll Circus, una discoteca parisina a la que acudían las estrellas de rock. Morrison no era la excepción. Según lo cuenta Barnet en este libro, el cantante murió de una sobredosis de Heroína en el baño de esa disco.
Al parecer Jim se dirigió al baño y murió sentado en el inodoro como consecuencia de un exceso de esta droga en su organismo. Barnett, junto con un guardia de seguridad comenzó a buscarlo, y cuando lo encontraron ya había fallecido. Entonces dos narcotraficantes tomaron el cuerpo ya sin vida, lo trasladaron a su casa y simularon una muerte natural, que dio origen a la versión oficial que circuló hasta ahora.
Cabe preguntarse entonces cual fue el papel que jugaron Sam Barnett y Pamela Courson en todo esto. Bien, según lo afirmó el autor del libro, todas sus intenciones giraban en torno a llamar a los paramédicos, ya que Jim supuestamente no estaba muerto, sino inconsciente. Pero el dueño de la discoteca en la que ocurrieron estos hechos se lo prohibió con la intención de no generar polémica.
Y en cuanto a la mujer de Morrison, quién apoyó la versión de la muerte natural en la bañera, no podemos saber nada, porque esta chica falleció pocos años después de la muerte del lider de The Doors.
En fin…nosotros no podemos determinar cual de las dos versiones es la real. Lo cierto es que no hubo autopsia sobre el cuerpo para determinar la causa de muerte. Jim Morrison fue enterrado en un cementerio de París en "Père Lechaise" y su tumba es visitada por miles de fanáticos cada año, entre los que me incluyo, cuando voy a París me dejo caer por allí.


Fuentes:


Wikepedia
F.esmas
http://poemasdejimmorrison.blogspot.com/ http://poemasdejimmorrison.blogspot.com/2007/08/american-prayer.html
















Este post está dedicado a Tempus fugit por comulgar en tantos aspectos de la vida.

3 comentarios:

Eurice dijo...

Tempus en el oscuro desván hace tiempo le dedique un post a Jim.
Esta vez por ti la he incluido más detallada.
Espero la disfrutes como he disfrutado haciendola.
Un gélido abrazo

Tempus fugit dijo...

``Muchas gracias!! debería de sorprenderme pero no es así, todos tus post son magníficas, muy trabajados. Si me has sorprendido en que hayas hecho este post y tan rápido y encima me lo dediques. También el añexo que le dedicas a él me ha gustado mucho. Para quien te lea será otro post tremendamente bueno, pero para mi ha sido algo más.
Un abrazo

Maharet Reina Madre dijo...

Amo a jim tanto como tu, era una de esas personas que no abundan,tan especial,unico,maravilloso,magico,tanbello y tan sensible,cuando digo bello me refiero a su interior,que igualmete reflejaba en su aspecto exterior,ni hablar de su obra musical y literaria.Ya nada sera como antes,a nunca mas un Rey Lagarto.Te felicito por tu blog y me encanto esas palabras que le dedicaste en tu poema,maravilloso...demas esta decirte que voy a pasar mucho tiempo en este sitio,un beso,te saluda Maharet,desde las mas profundas tinieblas...