·†·Ŋσмĭηع·Ŋ·†·Įŋợ¢ţϊš·†·
¡ BIOGRAFÍAS DE PERSONAS QUE EN SU MUERTE NO ESCUCHARON LA MARCHA FÚNEBRE !

WILLIAM BLAKE



William Blake
( Londres (Inglaterra); 28 de noviembre de 1757 – † Ibídem; 12 de agosto de 1827)
Fue un poeta, pintor, grabador y místico inglés. Aunque permaneció en gran parte desconocido durante el transcurso de su vida, actualmente el trabajo de Blake cuenta con una alta consideración. Por la relación que en su obra tienen la poesía y sus grabados respectivos suele ponerse a Blake como ejemplo del «artista total». Según el periódico The Guardian, «William Blake es con gran margen el mayor artista que Gran Bretaña ha producido.


Considerar los logros de Blake en poesía o en las artes visuales por separado sería perjudicial para entender la magnitud de su obra: Blake veía estas dos disciplinas como dos medios de un esfuerzo espiritual unificado, y son inseparables para apreciar correctamente su trabajo. Por esta razón, las ediciones ilustradas de la obra de Blake han sido especialmente valoradas en el pasado, hasta que los avances en las técnicas de impresión han permitido una mayor difusión, al hacerse éstas más accesibles.
Las ideas religiosas del poeta William Blake, fascinaron a la contracultura de los años sesenta, ya que este autor romántico inglés pensaba que “el camino del exceso lleva al palacio de la sabiduría”. Sus versos místicos se publican ahora en un cuidada edición bilingüe de El libro de Urizen (1794), que presenta Hiperión acompañada por sus ilustraciones originales y una erudita introducción. Pero ¿son éstas las visiones de un profeta, o de un hereje?.

(La escalera de Jacobs)
Blake es ahora menos conocido como poeta, que por sus muchos dibujos, grabados y aguafuertes, redescubiertos hoy como un claro precedente de la pintura simbolista que conoció Europa a finales del XIX. Pero basta ver las planchas dibujadas y coloreadas que acompañan este libro para ver que no son sino ilustraciones de sus poemas y teorías.


Hace una literatura bastante hermética, aunque de imágenes deslumbrantes, por lo que ya en 1992 Cristóbal Sierra intento aclarar su extraño pensamiento en su Pequeño Diccionario de William Blake. José Luis Palomares ha hecho en este libro no sólo un excelente trabajo de traducción, sino también una dura labor como minucioso exegeta de esta compleja mitología.


Sin llegar al maniqueísmo o catarismo, Blake entiende que vivimos en un mundo falso, ya que está dominado por el Dios de la Ley y no por el Dios de la imaginación. En términos bíblicos, el poeta contrapone el nombre de Elohim, que presentaría la faceta más dura de la justicia de Dios, con Jehová, que correspondería a su cara misericordiosa. La naturaleza y la Ley son fruto para él de la Caída y una creación errónea, por lo que han de dejar paso a la imaginación caótica como esencia de la vida, del gozo, y del Ser esencial. Frente a todo ello está Urizen, un ser duro, viejo y barbado, el Señor del Libro, que como el super-ego de Freud, nos restringe y limita constantemente.


En los años sesenta el pensamiento de Blake se empieza a relacionar con el de otro poeta simbolista Arthur Rimbaud (1854-1891)


Que sigue impresionando a muchos todavía hoy. Ambos parecen sugerir que la forma de vencer el lado oscuro de nuestra vida, que la Biblia llama pecado, es entregándose a él, para disfrutándolo, robarle su poder negativo. Este autor francés decía que para “cultivar el alma” era necesario trastornar los sentidos. Por eso “intenta descubrir todas las formas de amor, de sufrimiento, de locura”, escribía Rimbaud: “Apura todo veneno, para poder quedarte con su quintaesencia”


Influidos por estas ideas, artistas como Bob Dylan cantan sobre un “paraíso”, donde la moralidad y la realidad son de propia elección. Ya que para ellos, tras “Las Puertas del Edén” (1965) no hay moralidad (“no hay pecados”), ni realidad (“no importa lo que sea verdad, o lo que no”), ni juicio (“no hay procesos”). El diablo para Blake ya no es el “gran engañador” de la Biblia, sino el “verdadero hombre”, libre ya de toda tradición o código moral. Es el sueño romántico al que profesan su simpatía los Rolling Stones en 1968. “Los Proverbios del Infierno” de Blake son como una revelación para Jim Morrison de los Doors, en los que encuentra una nueva religión, donde “el camino del exceso lleva al palacio de la sabiduría”....El nombre The Doors, está inspirado en una cita de William Blake:

«Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito»,
y en el título de un ensayo de Aldous Huxley, inspirado también en la cita anterior, Las Puertas de la Percepción que sirven para pasar al otro lado. Su indulgencia con el mal se convierte en un ritual de purificación espiritual, por “él que desea algo, y no lo hace, apesta” .
Es una religión visionaria, que sigue atrayendo a músicos como Van Morrison, que vive obsesionado por este tipo de experiencias. Albures como “Hermosa visión, el habla inarticulada del corazón”, “Sin gurú, método, ni maestro”, o canciones como “Un nuevo tipo de hombre”, están dedicadas por eso a William Blake, al que relacionan muchos ahora también con el pensamiento esotérico al que desemboca la teosofía con Alice Bailey y Krishnamurti. Pero ya no es un fe basada en la Biblia, como pretendía Blake, sino una mezcla de ocultismo con filosofías orientales al estilo de “la nueva era”.


William Blake murió en 1827 y fue enterrado en una tumba sin nombrar, en Bunhill Fields, Londres. Un monumento fue erigido para él y su esposa. Su vida se podría resumir en su declaración: «La imaginación no es un estado: es la existencia humana en sí misma». Blake ha sido reconocido como santo por la Ecclesia Gnostica Catholica. El premio Blake para arte religioso fue establecido en Australia en 1949, en su honor



Un poema de W.Blake
Para ver el mundo en un grano de arena,
Y el Cielo en una flor silvestre,
Abarca el infinito en la palma de tu mano
Y la eternidad en una hora.
Aquel que se liga a una alegría
Hace esfumar el fluir de la vida;
Aquél quien besa la joya cuando esta cruza su camino
Vive en el amanecer de la eternidad.


Fuente: Wikipedia

6 comentarios:

Eurice dijo...

Siempre me ha gustado su pintura y su poesia, gracias a mi pasión por Jim Morrisón llegué hasta W. Blake, recomiendo su lectura y disfrutar sus pinturas.

Abismo dijo...

Me encanta, me encanta!! las pinturas de Blake, son especiales desde luego... hay tantas donde elegir... El anciano de los días, las puertas del infierno... buf!

Estupendo post

Besos desde el abismo

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y las Organizaciones.

"Quizás recuerden ustedes la historia de cómo el diablo y un amigo suyo estaban paseando por la calle cuando vieron delante de ellos a un hombre que levantaba algo del suelo y, después de mirarlo, se lo guardaba en el bolsillo. El amigo preguntó al diablo:

"¿Qué recogió ese hombre?" "Recogió un trozo de la Verdad", contestó el diablo. "Ese es muy mal negocio para ti, entonces", dijo su amigo. "Oh, no, en absoluto", replicó el diablo, "voy a dejar que la organice".

Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La Verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede ser organizada; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a lo largo de algún sendero en particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuan imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se torna en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella.

Ustedes no pueden traer la cumbre de la montaña al valle. Si quieren llegar a la cima de la montaña, tienen que atravesar el valle y trepar por las cuestas sin temor a los peligrosos precipicios. Tienen que ascender hacia la Verdad, esta no puede "descender" ni organizarse para ustedes. El interés en las ideas es sostenido principalmente por las organizaciones, pero las organizaciones sólo despiertan el interés desde afuera.


Fragmento del discurso de disolución de la La Orden de la Estrella de Oriente. (2 de Agosto de 1929)
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

Eurice dijo...

Guzmán gracias por tu comentario, muy ilustrativo, lástima que la Mística no sea lo mio, pero reconozco la sabiduria de las palabras de Krishnamurti.
Sé bienvenido a este panteón donde reposan las biografías de aquellos que en algún momento de mi vida han significado algo para mi.

La Dama Pálida dijo...

La muerte hace al artista.
Yo creo que William Blake no sólo se dedicó al arte con pazión y fervor, sino que hizo de su vida la pura expresión del arte.

Quizá no sea yo hoy muy objetiva puesto que mi predilección por Blake puede privarme de la frialdad de un comentarista.

Sean buenas tus lunas.

Aradia dijo...

Nunca había leído sobre William Blake, en cierta manera nunca me a llamado la pintura y la poesía, pero e de decir que gracias a ti, a partir de ahora mirare mas allá de lo que se ve en una poesía o en un cuadro, porque todo tiene su Historia.... Gracias por hacer un blog de biografías cada día gracias a ti aprenderé un poco mas de la historia de cada pintor escritor... etc...
Igual que yo abra muchas personas que aprenderán y se interesaran por las historias dormidas...

Aradia